Filmoteca Regional de Murcia

Suscribete
 
Introduce tu dirección de email para recibir las novedades de próximos estrenos y actividades.
 El Centro
Francisco Rabal

Francisco Rabal Valera nació en 1926 en un coto minero de Águilas (Murcia). Hijo de minero, cuando tenía seis años su padre emigró a Madrid, y, cuando la Guerra Civil terminó, ayudó a su padre y hermano vendiendo mercancías infantiles por las calles: pipas, caramelos, etc. Más tarde, trabajó en una fábrica y asistió a las clases nocturnas de los Padres Jesuitas de Chamartín de la Rosa, donde montaba cuadros teatrales, haciendo de actor y director con obras de la Galería Salesiana o alguna escrita por él mismo.

Por aquella época se inauguraron los Estudios Cinematográficos Chamartín donde fue admitido como aprendiz de electricista. Allí también encontró sus primeras oportunidades como figurante y luego como actor de reparto en dos películas de Rafael Gil: La pródiga y Reina santa (1946), y en otras tantas de José López Rubio, El crimen de Pepe Conde (1946) y Alhucemas (1947), a las que seguiría ya un papel principal en María Antonia 'La Caramba' (1950), de Arturo Ruiz-Castillo.

Después de varios papeles pequeños logró entrar como meritorio en los Teatros Infanta Isabel y María Guerrero, donde conoció a José Tamayo, quien le contrató como actor profesional de la Compañía Lope de Vega, con la que debuta en 1947. En la compañía estaban Carlos Lemos, Alfonso Muñoz, Maruchi Fresno y María Asunción Balaguer, con la que contrajo matrimonio tres años más tarde, en 1951.

Más tarde Luis Escobar, director del María Guerrero, le contrató como protagonista de La honradez de la cerradura. Interpretó también Luna de sangre, de Rovira Beleta, y regresó a la compañía Lope de Vega para estrenar en Madrid La muerte de un viajante, de Arthur Miller.

Alterna a partir de entonces los trabajos cinematográficos con su presencia en los escenarios hasta que, en 1953, fue contratado en exclusiva por Vicente Escrivá para interpretar algunas de las películas de corte religioso o político que producía Aspa Films, como La guerra de Dios (1953), El beso de Judas (1954) o Murió hace quince años (1954), dirigidas todas por Rafael Gil.

Desde ahí en adelante, amplió su sus registros interpretativos con trabajos a las órdenes de José Luis Sáenz de Heredia (Historias de la radio, 1955) o José María Forqué (Amanecer en Puerta Oscura, 1957), a la vez que dio sus primeros pasos en el cine extranjero a través de varias coproducciones como Marisa la civetta (1957), de M. Bolognini, o Prisioneros del mar (1957), de G. Pontecorvo, llegándole a finales de la década uno de los momentos decisivos de su dilatada andadura: el encuentro con Luis Buñuel en Nazarín (1958). Su interpretación intensa y sincera del sacerdote protagonista se convierte así en la puerta que abre su colaboración con el maestro aragonés, prolongada luego en Viridiana (1961) y en Belle de jour (1966). Su proyección internacional alcanza en estos años la etapa más interesante gracias al trabajo con creadores como Michelangelo Antonioni en El Eclipse (L'Eclisse), 1961, Leopoldo Torre-Nilsson (La mano en la trampa, 1961), Jacques Rivette en La Religiosa (La religieuse, 1966) o Luchino Visconti, en el episodio La strega bruciata viva (1966). Desde España se le reclama tanto por reconocidos directores como Rafael Gil o J.A. Nieves Conde, como por debutantes del Nuevo Cine Español (Carlos Saura, Miguel Picazo o Claudio Guerín).

La década siguiente supone, sin embargo, una relativa inflexión en su brillante período anterior. Iniciada con las obras polémicas y desiguales de Glauber Rocha (Cabezas cortadas, 1970) y Silvano Agosti (N.P. il segreto, 1972), la etapa está dominada por trabajos alimenticios, fundamentalmente en el cine italiano, por su dedicación a la realización de documentales sobre Machado, Alberti y Dámaso Alonso, y por sus trabajos en televisión, así como por un cierto alejamiento del cine nacional a pesar de sus notables interpretaciones en películas como Goya, historia de una soledad (1970), de Nino Quevedo, o Tormento (1974) de Pedro Olea. Cerrado este paréntesis, la madurez artística y personal de Rabal coincide con el periodo más fecundo y creativo de su extensa carrera y se inicia en los años ochenta, en especial a raíz de su aparición en la película coral La colmena (1982) y, sobre todo, por su creación del personaje de Azarías en Los santos inocentes (1984), ambas de Mario Camus, y por la segunda de las cuales obtendría (conjuntamente con Alfredo Landa) el premio a la mejor interpretación masculina en el festival de Cannes.

A partir de estas fechas, el actor aguileño desarrolla en el cine español toda una gama de personajes de amplio registro interpretativo que generan capacidad de identificación, desgarro y vitalismo, y a los que su rostro cuarteado y su personalísima voz no son ajenos: desde el intelectual Rocabruno de Epílogo (G. Suárez, 1983) hasta el pícaro Ginés de Truhanes (M. Hermoso, 1983). De esta época son también sus excelentes trabajos en Padre nuestro (F. Regueiro, 1985), Tiempo de silencio (V. Aranda, 1986), El disputado voto del Sr. Cayo (A. Giménez-Rico, 1986), ¡Átame! (P. Almodóvar, 1989), y El hombre que perdió su sombra (A. Tañer, 1992).

A raíz de sus interpretaciones en diversas series de televisión, en especial Juncal (1998) y Una gloria nacional (1992), escritas y dirigidas por Jaime de Armiñán para TVE, acrecienta todavía más su popularidad. Junto a su extraordinaria profesionalidad, Paco Rabal demostró siempre un talante solidario y de izquierdas, fiel a sus fuertes convicciones políticas y sociales. Entre la larga serie de premios recibidos, figura el premio Nacional de Cinematografía (1984), la Medalla de oro de las Bellas Artes (1992), y la Medalla de Oro de la Academia de Cine de España. Obtuvo el Goya al mejor actor por su creación de Goya en Burdeos, de Carlos Saura y fue nombrado Doctor Honoris Causa por la Universidad de Murcia en 1995, siendo el primer reconocimiento de tal clase que recibía un actor cinematográfico en nuestro país.

Entre sus últimos trabajos destacan El evangelio de las maravillas (1998) bajo la dirección del mexicano Ripstein, Divertimento (2000) opera prima de José García Hernández, Dagón (2001) de Stuar Gordon y Alla rivoluzione sulla due cavalli (2001) del italiano Mauricio Sciarra.

Acompañado de su entrañable Asunción Balaguer, Francisco Rabal moría sobre el cielo de Burdeos a su retorno de Montreal, donde acababa de recibir su último homenaje, el miércoles 29 de agosto de 2001. Sus cenizas reposan en el panteón familiar de su ciudad natal Águilas.

Cendeac Auditorio y Centro de Congresos Victor Villegas La Conservera ICA Instituto de las industrias culturales y de las artes Comunidad Autónoma de la Región de Murcia
 Aviso legal

MURCIA CULTURAL, S.A. está muy sensibilizada en lo que a privacidad de los usuarios de su Web en Internet se refiere.

En su calidad de usuario, MURCIA CULTURAL, S.A le informa de su política de protección de datos de carácter personal para que libre y voluntariamente pueda decidir facilitar a S,A, los datos personales que le podamos requerir para acceder a los distintos servicios y contenidos ofertados en nuestra página Web. Los datos de carácter personal sólo se recogerán para su tratamiento cuando sean adecuados, pertinentes y no excesivos en relación con el ámbito y las finalidades para las que se hayan obtenido. Conforme a lo dispuesto en la Ley de Protección de Datos le informamos:

  1. Identificación de los Administradores de la Web: MURCIA CULTURAL, S.A Avda. Primero de Mayo, s/n. Edificio Auditorio y Centro de Congresos, 30006 MURCIA. CIF A-30262596 Telf.:    968 34 10 60 Fax:    968 34 29 68A
    e-mail:filmoteca@filmotecamurcia.es
  2. De las visitas que recibimos a nuestra página Web, nuestro servidor reconoce automáticamente: la dirección IP, fecha y hora de entrada y salida del web y los ficheros que ha descargado.
  3. La información que archivamos se reduce a aquellos datos que el remitente nos proporciona voluntariamente a través de los formularios establecidos a tal efecto, así como a aquellos que puedan desprenderse de su visita a la web.
  4. La información que archivamos la utilizamos para responder de forma ágil, fiable y rápida, a todas las consultas, inquietudes o sugerencias que desee plantear, así como para enviar información, publicidad y promoción comercial de nuestros propios servicios (siempre y cuando el usuario no se oponga a dichas comunicaciones y acepte las condiciones en la forma establecida para cada caso concreto), así como a la explotación estadística de los usos y zonas más visitadas de la Web.
  5. Si nos dio su Dirección Postal o su dirección on line: Recibirá información sobre el asunto para el que nos entregó dicha dirección. Asimismo, le informamos que puede recibir mailings nuestros con información sobre nuevos servicios.
  6. Si a través de los medios de contacto, nos envía su currículum vitae, le informamos, conforme a lo establecido en el artículo 5 de la LOPD 15/99, de la incorporación de los datos personales facilitados a través de su currículum vitae a los ficheros automatizados del Responsable de Ficheros, MURCIA CULTURAL, S.A, para uso interno, así como para la oferta y gestión de las posibles demandas de empleo o colaboración que pudieran generarse, archivándose por un periodo no superior a 3 años Asimismo, autoriza la comunicación de dichos datos para las indicadas finalidades que pueda ser realizada entre la Entidad y otras sociedades relacionadas con la prestación de los productos y/o servicios de la organización. Queda informado de la posibilidad de ejercer sus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición ante MURCIA CULTURAL, S.A, para lo cual deberá comunicarnos de forma documentada la solicitud del mismo a la dirección del Responsable de Ficheros: MURCIA CULTURAL, S.A Avda. Primero de Mayo, s/n. Edificio Auditorio y Centro de Congresos, 30006 MURCIA.
  7. Si no quiere recibir más envíos o correos electrónicos o e-mail de nuestra entidad, por favor háganoslo saber vía: cualquiera de las descritas en el punto 1.
  8. Los usuarios podrán ejercitar los derechos de acceso, cancelación y rectificación sobre sus datos en la sede central de MURCIA CULTURAL, S.A Avda. Primero de Mayo, s/n. Edificio Auditorio y Centro de Congresos, 30006 MURCIA.
  9. MURCIA CULTURAL, S.A ha adoptado los niveles de seguridad de protección de datos legalmente requeridos y ha instalado todos los medios y medidas al objeto de evitar su pérdida, mal uso, alteración y acceso no autorizado. No obstante, el usuario debe ser consciente de que las medidas de seguridad en Internet no son inexpugnables. Consecuentemente, MURCIA CULTURAL, S.A no garantiza que terceros no autorizados, actuando ilegítimamente, no puedan tener conocimiento de la clase, condiciones, características y circunstancias del uso que los usuarios hagan de la Web, en cuyo caso MURCIA CULTURAL, S.A no se hace responsable.
  10. Cualquier reclamación o queja deberá dirigirse a MURCIA CULTURAL, S.A (a través de los medios antes mencionados), quien resolverá la misma en el mínimo plazo posible.
 Política de privacidad

De acuerdo con la normativa vigente en materia de protección de datos así como en materia de servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico, el usuario acepta que los datos personales aportados en el momento de su registro, o cualquier otro facilitado a Filmoteca Regional de Murcia para su acceso a algunos de los servicios del web site (suscripción a foros, chats, concursos,...), sean incorporados a ficheros titularidad de esta empresa, con la finalidad de facilitar la prestación de los servicios solicitados, para la correcta identificación de los usuarios que solicitan servicios personalizados en "www.filmotecamurcia.es", para la realización de estudios estadísticos de los usuarios registrados en "www.filmotecamurcia.es" que permitan diseñar mejoras en los servicios prestados, para la gestión de tareas básicas de administración, así como para mantenerle informado, bien por correo electrónico bien por cualquier otro medio, de novedades, productos y servicios relacionados con Filmoteca Regional de Murcia o con terceras empresas colaboradoras. En el caso de comunicaciones comerciales a través de correo electrónico o medio equivalente, el usuario presta su consentimiento expreso para el envío de publicidad a través de dicho medio.

Filmoteca Regional de Murcia se compromete al cumplimiento de su obligación de secreto de los datos de carácter personal y de su deber de tratarlos con confidencialidad, y asume, a estos efectos, las medidas de índole técnica, organizativa y de seguridad necesarias para evitar su alteración, pérdida, tratamiento o acceso no autorizado, de acuerdo con lo establecido en la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, y demás legislación aplicable.